Entrevista a Javier Carrillo

Por: <br><strong>Javier Carrillo</strong>

Por:
Javier Carrillo

La economía circular representa un cambio fundamental en nuestra forma de producir y consumir, alejándose del modelo lineal de "tomar, hacer, desechar" hacia un enfoque más sostenible y eficiente en el uso de recursos.
Por: <br><strong>Javier Carrillo</strong>

Por:
Javier Carrillo

Esta transformación implica rediseñar procesos y productos para minimizar el desperdicio y la contaminación, mantener el valor de los materiales y productos el mayor tiempo posible y utilizar energías renovables. En esta entrevista, exploramos cómo la economía circular no solo beneficia al medio ambiente sino que también ofrece oportunidades de crecimiento económico, innovación y una mayor sostenibilidad a largo plazo.

¿Qué es la economía circular? ¿Por qué es importante? 

La idea de la economía circular nos rodea desde los años 80, desde los principios de la llamada ecología industrial.

Llevo dos décadas trabajando en esta cuestión y en su origen. Gracias a mi propia inquietud, llevo desde ese entonces profundamente interesado en todo lo relacionado en especial, en la sostenibilidad ambiental. 

La economía circular es imprescindible. No hay una alternativa, por eso antes de seguir hablando de ella convendría definirla. Consta de tres principios: el primero sería el diseño para reducir el desperdicio y la contaminación. En el diseño está básicamente el 80% del impacto ambiental de los productos. Es decir, hay un paso previo a plantearnos qué hacer con lo que ya tenemos, no con los problemas que hemos generado con los residuos, esto es el diseño intencionado para evitar esos residuos. 

Un segundo principio sería el de retención de valor. La economía circular fundamentalmente se apoya en esta idea de mantener el valor de los recursos de los materiales y los productos el máximo tiempo posible dentro del sistema económico. Estos recursos la economía circular los clasifica en dos tipos: recursos o materiales. Esos recursos deben ser diseñados para mantener su utilidad el máximo tiempo posible o para ser reintegrados con igual o mayor utilidad en productos subsiguientes. 

Y el último principio es apoyar todo lo anterior en energía renovables, y en la regeneración de los sistemas naturales. La aplicación de estos tres principios implica cambios importantes en sectores pero, sobre todo en cadenas de valor y en modelos de negocio.

Si estuviera funcionando la economía circular a pleno rendimiento, ¿Cómo podría impactar en la sociedad?

Tenemos un 80% de economía lineal. La economía lineal es la que vivimos desde la revolución industrial hasta ahora. Es una economía de coger, usar y tirar. Y es la dominante claramente con esas cifras.

Es muy difícil retar y ganar a un sistema implantado desde hace más de un siglo, con muchas inercias de todo orden económico, tecnológico y social.

Cuando hablamos de economía circular o de la necesaria transición en la economía circular frente a la dominante economía lineal. No solamente estamos hablando de medio ambiente, sino también hablamos de cómo la economía lineal está retando y limitando la capacidad de crecimiento de las economías. La economía circular también genera oportunidades para crecer de un modo más sostenible, para tener cierta independencia de funcionamiento. 

Sin duda, la economía circular presenta una gran oportunidad de innovación.

¿Qué mito te gustaría reseñar sobre la economía circular?

Aprovecho la oportunidad para insistir en algo que siempre intento defender. El discurso habitual en cuanto a la economía circular se suele centrar en la gestión de residuos. La economía circular no es gestión de residuos, es evitarlos. Pongamos, un ejemplo, y es algo que forma parte también del espíritu de la economía circular, la idea del biomimetismo, es decir, la idea de imitar la naturaleza. La economía circular, se debería apoyar en el modelo más sostenible que conocemos, y que va funcionando durante millones de años, el de la vida. Es al final, una fórmula de creación de valor, esto no contradice el crecimiento. 

Hablando de crecimiento… También es otro mito para rescatar. Hablo de la idea de que en la naturaleza, el modelo de creación de valor, es decir,  la creación de seres vivos, es plenamente sostenible y no hay un problema de generación de residuos. Al contrario, los residuos son deseables. La idea de la economía circular, es un círculo cerrado.

La idea no es frenar la economía lineal. La idea es reemplazarla progresivamente, y que dejemos de pensar en la gestión de residuos y en el reciclaje como una solución. Es una solución muy parcial y no es una cuestión de frenar el crecimiento ni de frenar las inversiones, sino de ayudar a las empresas y a las economías a operar de un modo más sostenible.

¿Es difícil contar con colaboraciones de empresas o incluso de gobiernos?

La cuestión de la colaboración no es solamente una perspectiva de la sostenibilidad. Los grandes problemas económicos y políticos que enfrenta la sociedad actual están Interrelacionados. Estamos en diferentes momentos con diferentes etapas, diferentes agendas políticas y diferentes discursos internos.

Realmente la gran oportunidad de economía circular también tiene ese carácter local, porque esto implica una puesta en valor de recursos que han sido desperdiciados o son residuos de otros.

¿Cuáles serían en tu opinión las mayores innovaciones? 

La economía circular se apoya fundamentalmente en ecoinnovaciones. La ecoinnovación se define con innovaciones que implican una mejora ambiental, un cambio, una mejora, una práctica de un producto modelo de negocio, etcétera. No es una motivación ambiental la que lleva a esa innovación y evidentemente, el cambio a soluciones tecnológicas modernas suele traer consigo menos consumos y eficiencias.

Para acabar, ¿Hay algún tipo de innovación o tendencias futuras dentro de la economía circular en las que estés empezando a trabajar? 

Hay muchos cambios y muchas innovaciones, por ejemplo podemos hablar de cuestiones como la impresión 3D. Están los materiales que se utilizan para la impresión, pero una impresión 3D, podría reducir grandes problemas, como el exceso de producción. Los mercados pasarían de vender productos a vender el diseño de los productos.

La economía circular emerge como un enfoque esencial para un futuro sostenible, enfatizando la reducción de desperdicios, la reutilización de recursos y el empleo de energías renovables. Su implementación conlleva desafíos significativos, pero ofrece oportunidades de innovación y un camino hacia un crecimiento económico más responsable y sostenible.

Javier Carrillo

Javier Carrillo es Director de Planificación Estratégica de la Universidad de Alcalá. El profesor Carrillo es Catedrático del Departamento de Economía y Dirección de Empresas de la UAH, coordinador del Grupo de Investigación sobre Eco-innovación y Economía Circular, así como investigador asociado del Instituto para el Análisis Económico y Social (IAES) y de la Cátedra UAH-Santander de Responsabilidad Corporativa. Previamente, fue director del Departamento de Economía en IE Business School, investigador visitante de la Universidad de Cambridge y en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), profesor visitante en Shanghai International Studies University, y ha servido como experto independiente para la Comisión Europea, la OCDE y el Gobierno de España.