Entrevista a Pedro Diaz Yuste

Por: <br><strong>Pedro Diaz Yuste</strong>

Por:
Pedro Diaz Yuste

Es muy gratificante trabajar en el sector de salud, pues vivimos en un momento donde la revolución digital lo cambia todo y donde vemos las diferencias que hay entre el ayer y hoy prácticamente en tiempo real.  
Por: <br><strong>Pedro Diaz Yuste</strong>

Por:
Pedro Diaz Yuste

Savia surge en un momento pre-COVID en el que se quería acercar la salud a las personas, fuera presencial o no, pero de pronto nos confinan y luego volvemos. ¿Cuál es vuestra apuesta? 

Savia es la plataforma de servicios de salud digital de MAPFRE. Se lanzó en 2019, y por aquel entonces no nos podíamos imaginar nada relacionado con el confinamiento. Se lanzó como una propuesta de valor para que las personas pudieran gestionar desde el teléfono móvil la mayor parte de las actividades relacionadas con su salud. 

Lo que en su día era una forma de poder tener consultas en remoto con especialistas, hoy permite que toda la información que se genere se almacene en tu propio dispositivo, en tu propia área privada y, a su vez, sea accesible en cualquier momento. Esta evolución nos ha llevado, por ejemplo, a contar con un evaluador de síntomas, esto es, una inteligencia artificial que te ayuda y te orienta sobre cuál puede ser el problema de salud que puedes tener. 

Volviendo a la pandemia, en 2020 desgraciadamente fue el momento idóneo para fomentar el uso de una plataforma de salud digital desde el móvil. Los ciudadanos no podían salir de casa pero les seguían doliendo las rodillas y seguían teniendo catarro, necesitaban un médico y no podían acceder a él presencialmente a no ser que fuese un asunto de vital urgencia. Por otro lado, teníamos a los médicos, algunos estaban a pie de cañón en los hospitales, pero otros estaban aislados en casa y querían seguir aportando. Nos convertimos en una solución casi mágica.

En ese momento MAPFRE decidió aportar su granito de arena, haciendo que todas las consultas remotas desde Savia fueran gratis para todos los españoles durante esos cuatro meses. Hubo cientos de médicos que aceptaron trabajar para nosotros ofreciendo consultas en remoto. Para muchos de ellos era su primera experiencia haciendo telemedicina, se les ofreció una formación mínima para poder empezar a prestar servicios. Gracias a esto hubo profesionales suficientes para poder atender esa gran demanda. 

¿Cómo es esta experiencia digital en la actualidad?

La tecnología es una gran herramienta. Antes de la pandemia la telemedicina era algo residual, y los pacientes no la valoraban demasiado. Pero en aquellos meses de confinamento el nivel de satisfacción de los usuarios con la telemedicina alcanzó el 97%, porque realmente éramos capaces de solucionar los problemas que tenían muchas personas en esa situación tan difícil. 

Hoy, en el contexto actual, ha habido una evolución adicional. Las empresas cada vez están más interesadas en ayudar a sus empleados a mantener una vida saludable. Los planes de bienestar ayudan a las empresas a reducir el absentismo, fidelizar el talento, a mejorar la productividad… En definitiva, un empleado sano y feliz es un empleado productivo, por eso ofrecemos servicios de bienestar personalizados y flexibles para que las empresas puedan ayudar a los empleados a gestionar su salud mediante nutricionistas, servicios de fisiología o servicios de salud mental ,ámbitos que a partir de la pandemia han crecido mucho.

¿Cuál es el hito tecnológico que crees que ha condicionado más o ha transformado más la medicina?

En el siglo XVIII destacan las primeras vacunas, fue una revolución médica brutal; en cambio en el siglo XIX, destaca la identificación de la importancia de la higiene, que sobre todo cobra importancia en procesos graves quirúrgicos.

Y por último, si tuviera que destacar un hito del siglo XX, serían la penicilina y los antibióticos, otra gran revolución tecnológica. Y actualmente estamos frente a grandes revoluciones que en menos de diez años pueden cambiar por completo la salud y la medicina. 

¿Cuáles son esos elementos pueden cambiar la salud?

En estos últimos años ha habido todo tipo de revoluciones, por ejemplo la revolución de los smartphones. Desde su llegada, no somos los mismos, somos personas conectadas. 

Y la siguiente revolución, el “Internet de las Cosas”, en Salud se tangibiliza a través de wearables, a través de pulseras o de relojes podemos tener una monitorización de muchas variables de nuestra salud en tiempo real.. Si yo soy capaz de medir de una forma sencilla determinadas constantes vitales mías, me puede ayudar a tener una mejor vida en el futuro. 

Si la inteligencia artificial es una herramienta para conseguir una mejor salud. ¿Cómo es el futuro de esa salud a partir de la irrupción de la inteligencia artificial?

La inteligencia artificial, como cualquier solución tecnológica, es una herramienta para conseguir un fin, en este caso, mantener una mejor salud en la vida de las personas. En Savia incorporamos inteligencia artificial desde 2019, con el mencionado desarrollo de un evaluador de síntomas. Ese tipo de recursos te ayudan a conocer más sobre tu salud. Hoy estamos ante la gran incógnita, “¿en qué va a ayudar más la inteligencia artificial a los médicos?”, y puede haber muchas respuestas, una sencilla es que la inteligencia artificial puede ser de gran utilidad para liberar a los profesionales médicos de tareas administrativas. Ahora mismo en la consulta, tienen que rellenar un montón de datos y tienen la vista más en la pantalla que en el paciente. Si con la IA somos capaces de rellenarlos, el médico solo tendrá que revisarlo, y vamos a conseguir dos cosas: reducir esa carga administrativa, y que tengan más tiempo para conversar contigo. 

¿Crees que la IA va a sustituir a los médicos?

En absoluto. Será una herramienta de ayuda muy importante para que puedan hacer mejor su trabajo. Ayudándoles desde el diagnóstico hasta liberarles de tareas administrativas

¿Cómo debería ser esa relación entre el paciente ciudadano y el conocimiento científico a través de la inteligencia artificial? 

Es un tema súper interesante, pero a la vez es muy delicado. De hecho, experiencias de este tipo ya hay. Por ejemplo, la OMS ha lanzado una especie de chatbot con un avatar al que le puedes preguntar cuestiones relacionadas con algunos temas de salud y te contesta. Desde mi punto de vista, todavía es muy mejorable, y el riesgo es que tengamos el doctor IA, algo que no debemos permitir. 

Creo que el papel del médico y su autoridad no va a cambiar, pero lo que sí puede mejorar es el nivel de educación que tienen los ciudadanos sobre temas de salud. Creo que deben seguir teniendo un papel que demuestre que son profesionales de referencia, y la Inteligencia Artificial debe suponer una ayuda para ellos y mejorar la salud de las personas.

¿En qué deberíamos poner el foco en los próximos años para invertir, tanto administraciones públicas como inversores privados? 

La innovación médica es importante, mejora la vida de las personas. Se dirige hacía tratamientos de medicina personalizada, que realmente es algo caro porque se apuesta por dar distintos tratamientos, más personalizables según la patología de cada paciente. Incluso de una misma patología, se daría otro tratamiento según la persona.

Por otra parte, son interesantes los PERTE de los fondos europeos, particularmente el del ámbito de la Salud, que debe ayudar mucho a esto. En definitiva, la tecnología también ayuda en la parte de la eficiencia. 

La telemedicina puede solventar la necesidad de visitas presenciales, aliviar listas de espera, incluso puede ayudar a anticipar diagnósticos para que puedas tratarlos anticipadamente. Sin duda, un uso adecuado de la tecnología, y particularmente de la inteligencia artificial, va a ayudar a la sostenibilidad del sistema. 

Pedro Diaz Yuste

Pedro Díaz Yuste es Director General de Savia, la filial de MAPFRE para el negocio de Salud Digital. Su responsabilidad es el lanzamiento de Savia, la mayor plataforma de salud digital en España, muy apalancada en el ecosistema health-tech, utilizando una metodología “probar, probar y probar”, centrada en la experiencia de usuario y considerando los datos como la sangre del negocio. Con anterioridad, Pedro fue durante 4 años Director de Negocio del sector Financiero en Google España, ayudando a las empresas españolas de banca y seguros a aprovechar las oportunidades de desarrollo de negocio digital que ofrece Google. Previamente, Pedro fue durante 4 años el Director de Internet en Sanitas, liderando el proyecto de transformación digital de la compañía. Pedro también desarrolló parte de su carrera en Páginas Amarillas, dónde fue responsable del lanzamiento de los servicios de información telefónica de la compañía, 11888 en España y 1288 en Italia, y más tarde fue Director de Marketing Online. Pedro es ingeniero superior de telecomunicaciones por la UPM y cursó un PDD en el IESE.