Durante el último cuarto de siglo el desarrollo de las tecnologías de la comunicación ha permitido el auge de la telemedicina basándose en un principio muy sencillo pero de enormes implicaciones: mover el dato y no al paciente. De esta manera, el dato se ha...