Startups que transforman la atención sanitaria en España

Por: <br><strong>Juan Jesús Velasco</strong>

Por:
Juan Jesús Velasco

El sector sanitario vive inmerso en una revolución digital en el que el sistema público y actores privados se conectan con un cada vez más activo ecosistema de startups que digitalizan el sector y aportan mejores datos y servicios tanto al sistema sanitario como a los propios pacientes.
Por: <br><strong>Juan Jesús Velasco</strong>

Por:
Juan Jesús Velasco

Soy de los que piensa que la tecnología ha sido, es y será una palanca para transformar y mejorar la vida de las personas. 

De hecho, los avances tecnológicos en el ámbito médico, la investigación, la mejora en la calidad de vida, los cambios en losan conseguido aumentar nuestra esperanza de vida. Si miramos hacia atrás en el tiempo, en 1900 la esperanza de vida al nacer era de 34,8 años frente a los 80,4 años para los hombres y los 85,7 años para las mujeres que marcan las cifras del INE del año 2022.

Y esto es una tendencia que seguirá aumentando según las propias proyecciones del INE donde se espera que en 2035, la esperanza de vida alcance los 83,2 años para los hombres y 87,7 años para las mujeres.

Innovación, dispositivos móviles, wearables, apps, calidad asistencial, teleconsultas, inteligencia artificial, pacientes cada vez más conectados… vivimos un contexto en el que la tecnología cada vez está más presente en nuestro modelo de relación con el sistema de salud, nuestra relación con nuestros médicos a la hora de acceder a consultas, acceder a información de nuestro historial clínico o, incluso, volcar datos de nuestros relojes y pulseras de medición al control que nos hace nuestro médico…

Según datos de Accenture de 2022, el 75% de la población española usó algún medio digital para gestionar algún aspecto relacionado con su salud durante el año 2021; un dato que nos deja claro que el eHealth o la salud digital es una realidad palpable que ha pasado esa fase de “early-adopter” y ya toca de lleno a la mayoría de la población.

El sector sanitario vive inmerso en una revolución digital en el que el sistema público y actores privados se conectan con un cada vez más activo ecosistema de startups que digitalizan el sector y aportan mejores datos y servicios tanto al sistema sanitario como a los propios pacientes.

Según los datos de ecosistema Startup de El Referente, se cuentan en España más de 500 startups y scaleups de eHealth, siendo éste el vertical que más empresas jóvenes y de naturaleza innovadora y tecnológica concentra dentro del panorama nacional (con una alta concentración de las mismas entre la Comunidad de Madrid y Cataluña gracias a los centros de investigación donde nacen muchas startups como spin-offs y también la presencia de los centros de decisión de compañías farmacéuticas, empresas sanitarias y fondos de capital-riesgo especializados en este vertical).

La IA y los datos, una de las claves del impulso a la salud digital

Es prácticamente imposible, hoy en día, hablar de tecnología sin hablar de datos o de inteligencia artificial. 

En la primera edición de Bifurcaciones hablamos de HumanITcare como ejemplo de startup que ofrecía al sistema hospitalario una plataforma con la que realizar seguimiento de pacientes combinando la información de wearables y dispositivos médicos y registrándose en su historial clínico. Datos que, al final, se procesan con IA y generan alertas para actuar de manera proactiva sobre los pacientes.

Otra compañía de la que hablamos en la edición sobre IA fue Idoven que, gracias a sus más de 1,25 millones de horas de electrocardiogramas, ofrece a los cardiólogos una plataforma capaz de leer e interpretar electrocardiogramas de manera masiva, incluyendo los que puede realizar un Apple Watch y, de esta forma, encontrar anomalías y prevenir infartos u otros problemas futuros

Tampoco hay que perderse a la valenciana Quibim que lleva años trabajando en el diagnóstico de imágenes y el análisis de datos clínicos con el objetivo de ayudar a los profesionales sanitarios, como los radiólogos, a hacer mejores diagnósticos en fases tempranas. Su modelo predictivo cuenta con más de 100 millones de registros de imágenes de investigación de más de 150.000 pacientes de oncología y, de esta forma, han entrenado a un sistema de soporte que ayuda a detectar patologías de oncología, reumatología o neurología de manera temprana.

Los datos van a ser la clave para la curación y la detección precoz de muchas enfermedades y, en casos como el cáncer, la detección precoz y una actuación temprana son variables clave para la curación del paciente. 

Esta es la tesis sobre la que llevan años trabajando desde UniversalDX, una compañía sevillana que trabaja en el ámbito de la detección del cáncer en tests de sangre. Combinando bioinformática y machine learning han desarrollado ya un primer test llamado Signal-C que es capaz de detectar el cáncer colorrectal con una sensibilidad del 93%.

Otra aproximación es la de Legit.Health que lleva a la dermatología una plataforma de procesamiento de imágenes basada en IA para mejorar el diagnóstico de patologías de la piel, medir la efectividad del tratamiento o establecer la urgencia de la patología detectada.

Methinks también se apoya en la IA para detectar de manera rápida y hacer un triaje del ictus, una patología donde la anticipación y el tiempo de atención son clave y, por tanto, detectar los síntomas nada más aparecer marcan la diferencia entre tener o no secuelas del ataque.

En el ámbito de los datos también trabaja Duponte con su plataforma Matchgénica, una plataforma en la nube que permite al personal sanitario cotejar la genómica de un paciente (con los datos en bruto que obtiene de un secuenciador de ADN) con las bases de datos de patrones del sistema y, de esta forma, visualizar como resultados las enfermedades a las que es propenso el paciente o su respuesta ante determinados medicamentos.

El análisis de datos se ha convertido en un factor clave también para la industria farmaceútica y, además de compañías como Duponte que aportan plataformas en la nube, también encontramos servicios como los de la madrileña Datatherapy que apuestan por el “análisis de datos como servicio” para acelerar los procesos de estudio tanto para la industria farmaceútica como para los ensayos clínicos del ámbito hospitalario.

Los historiales clínicos también contienen mucha información y datos que pueden ser explotados para mejorar la calidad asistencial, mejorar protocolos clínicos, mejorar ensayos… Sin embargo, no siempre la información del historial de un paciente es información estructurada (datos), también hay información no estructurada de mucho valor como, por ejemplo, la información que escribe el médico, el personal de enfermería… IOMED abre esta puerta al sistema sanitario con su plataforma de procesamiento del lenguaje natural, extraer información de valor de todo eso que no son números y que también genera conocimiento. 

Rompiendo las barreras físicas de los centros sanitarios y expandiéndolas a través de Internet

Otro de los aspectos clave de la revolución digital de la salud es que, realmente, hemos ensanchado las fronteras de la atención sanitaria a cualquier lugar; es decir, podemos acceder a servicios médicos de calidad desde cualquier sitio (por ejemplo, a través de una videoconferencia) y recibir tanto seguimiento como nuestro tratamiento en remoto.

Esto fue algo que ya comentamos en la primera edición de Bifurcaciones porque el COVID-19 aceleró la adopción del modelo de “teleconsulta” tanto en la sanidad pública como en la sanidad privada en España; un modelo que sigue estando cada vez más implantado y se ha convertido en un recurso cómodo e inmediato para los pacientes.

En este sentido, más allá de los servicios que ofrecen las propias aseguradoras privadas en España y algunos grupos hospitalarios, compañías como Docline llevan tiempo desarrollando plataformas que ofrecen una digitalización completa de la atención sanitaria: teleconsultas, recetas digitales privadas, gestión de citas y pacientes… llevar a Internet a la nube toda la gestión y la relación con los pacientes es hoy más sencillo que nunca.

Sin embargo, antes de pedir cita con un médico de una especialidad concreta, necesitamos orientación e, incluso, pasar por un triaje que determine qué cuadro presentamos y con qué severidad. Esto es, precisamente, lo que ofrece Mediktor, un servicio de orientación médica y triaje basado en IA que hace las veces de “puerta de entrada” a un hospital online o servicio médico y que, a través de un asistente y una serie de preguntas, elabora un informe de urgencia-severidad, enfermedades probables y qué especialidad médica debería atender al paciente. 

Cuando expandimos las fronteras de la atención médica a Internet también podemos llevarnos ahí el tratamiento y el seguimiento del paciente en múltiples especialidades como, por ejemplo, la fisioterapia.

Un buen ejemplo es ReHand que pone foco en una de las principales lesiones en el ámbito laboral que son las lesiones en dedos, mano y muñeca cuya rehabilitación aborda desde una aplicación para tablet desde la que realizar ejercicios para recuperar la movilidad y la destreza y donde, obviamente, se envían informes de progreso al fisioterapeuta y a las mutualidades en los casos de baja laboral.

También han desarrollado otro producto con foco en el ámbito de la rehabilitación y la fisioterapia que es RehBody que extiende el seguimiento de ejercicios de rehabilitación al tratamiento de la patología músculoesqueletica a través de visión artificial e IA para medir cómo realiza los ejercicios el paciente y cómo va recuperando movilidad y destrezas a la vez que informa de ello al profesional sanitario.

Otro servicio que también se puede llevar al hogar es el del laboratorio y análisis de sangre, esta es la propuesta de Ailin, una compañía que nos permite comprar tests para realizarnos en casa análisis de sangre para diversos tipos de pruebas (intolerancias, control de peso, función tiroidea, estrés, vitaminas, diabetes…). La idea es sencilla, obtenemos un kit para extraernos sangre, nos la sacamos nosotros mismos y Ailin viene a recoger la muestra para analizarla en uno de sus laboratorios asociados para luego recibir los resultados cómodamente.

Gracias a la tecnología, la atención sanitaria se ha convertido en digital, accesible y, sobre todo, disponible 24×7 desde cualquier lugar, incluyendo nuestro hogar.

Juan Jesús Velasco

VP of Corporate Sector en Genially. Ingeniero de telecomunicación y MBA. Ha dirigido una aceleradora de startups en Andalucía y colabora como mentor en distintos programas nacionales e internacionales. Es docente en escuelas de negocio y programas de innovación. Escribe en su blog kewlona.es y colabora con Xataka.